Proyectos

La Estrategia

Luego de varias décadas de cumplir la labor de fundación de segundo piso, ayudando a otras organizaciones a ejecutar su misión, en 2009 la Fraternidad decide además tener una estrategia propia para apoyar el desarrollo de los municipios del Departamento de Antioquia distintos a los del Valle de Aburrá, siguiendo en su función de entidad de segundo piso y ejecutando la estrategia mediante la experticia

Para esto define la Educación como el camino para hacerlo. Con dos líneas: el mejoramiento de la infraestructura educativa y el desarrollo de procesos de mejoramiento de la calidad de la educación.

Con un objetivo superior: contribuir a la formación de mejores seres humanos, preparados para la vida y con mejores oportunidades.

Sin embargo, para lograr impactos y transformaciones en la educación de los niños y jóvenes, es necesario además intervenir aquellos factores asociados que tienen que ver con las características del entorno familiar y social. Por eso, en 2016, además de la línea de educación, se dio especial interés a aquellos proyectos que tienen que ver con el acceso a oportunidades y en el que se incluyen aspectos como las condiciones socioeconómicas de las familias, el emprendimiento, la alfabetización de adultos, etc.

Es así como Fraternidad consolidó una estrategia que incluye:

Logros

Estas son algunas cifra y datos de los principales logros de 2019:

Otros datos consolidados de la actuación de la Fundación en las subregiones entre 2009 y 2019:

  • La Fraternidad ha invertido $85 mil millones en los últimos 10 años, en distintos proyectos en las subregiones de Antioquia.
  • De la mano de los aliados públicos y privados se ha invertido $142 mil millones en infraestructura social en 25 municipios y 3 subregiones de Antioquia.
  • Fraternidad suma 68 infraestructuras para el desarrollo, espacios de calidad, dignas y el 86% de ellas en la ruralidad.
  • Con la inversión en infraestructura que ha hecho La Fraternidad, 28 mil jóvenes disfrutan de espacios más dignos en el ITM Fraternidad y en las sedes educativas en las subregiones.
  • 800 docentes han participado en distintos procesos de acompañamiento y formación en todos nuestros proyectos.
  • Nuestros proyectos han permitido que unas 13.500 personas de las zonas rurales tengan acceso a agua apta para el consumo humano.